Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
product

Llegó oficialmente el invierno, y se dice que va a venir con muchas ganas.

Por lo tanto, todos sabemos que en esta época algunos problemas aparecen o se acentúan, tal y como pasa con la humedad.

Justo hoy, te hablaremos de ¿cómo hacer que la humedad no sea un dolor de cabeza?

Lo primero que debés hacer es:

Foto cortesía samer daboul en Pexels

Observar

Tal vez no has notado que tienes humedad en casa. Quizás has visto o escuchado que al caminar algo está fuera de lugar, pero, no le habías dado importancia.

Así que hoy te diremos a qué debes prestarle atención:

  1. Espacios donde se han separado las láminas de madera.
  2. Si hay alguna parte del piso que se ha hundido o tiene un leve desnivel.
  3. Observar si existe alguna zona donde la lámina de madera en el centro se levantó.
  4. Si casi caes al caminar porque hay una zona del piso que parece un trampolín.
  5. Ver si se han agrietando alguna(s) lámina(s) de nuestro piso de madera.
  6. Si suena hueco al caminar y esa lámina se desplaza un poco.

En el caso de las paredes, debemos observar:

  1. Pequeñas pelusas que se forman en alguna zona de la pared.
  2. Paredes que se ven mojadas o humedecidas sin ninguna explicación.
  3. Manchas de moho u hongos.
  4. Paredes que se escaman o se están agrietando.

Para combatir la humedad debes tener presente que es lo que puede estar produciéndola, por ello te contaremos

¿Qué produce la humedad?

La humedad puede haber llegado a tu espacio de trabajo u hogar por múltiples razones, te mencionamos algunas de ellas:

  • Antigüedad.
  • No hay drenajes horizontales o verticales.
  • Donde no hay capas aislantes.
  • Hay problemas de construcción.
  • Se ha roto una tubería.
  • Problemas de ventilación.

Si ya pudiste identificar cuál es tu caso, es una excelente noticia. Porque de esa manera podrás resolver el problema de humedad en casa.

Ahora, qué pasa si ya observaste y notaste ciertas irregularidades en el piso, las paredes o el techo.

El siguiente paso es saber ¿con qué tipo de humedad estás lidiando?

Para evitar que la humedad te cause un dolor de cabeza, es importante que sepas con qué tipo de humedad estás lidiando. Entre las más comunes tienes:

  • Se encuentra comúnmente la humedad por capilaridad, infiltración y extensión.
  • En el caso de las paredes, se encuentra por capilaridad y por condensación.

Si quieres saber con detalle de qué va cada una te invito a que leas este post.

¿Qué nivel de humedad tenés?

Muchos son los que recomiendan estar atentos con los niveles de humedad con el que solemos estar dentro del negocio y en casa.

Ya que si aún no tienes un problema de humedad podrías provocar uno de forma inconscientemente.

Por ello es importante tener presente, que la humedad relativa debería estar entre 30 – 70% en la temporada de Otoño – Invierno.

O estar en 50 – 70% en la temporada de Verano, según indican los especialistas.

Para ello, recomendamos que compres un higrómetro para medir el % de humedad relativa que hay en tus espacios.

Ahora bien, lo mejor para que esta  no sea un dolor de cabeza es prevenir, y ¿cómo lo logras?

  • Manteniendo secas y ventiladas las zonas donde se usa mucho el agua. Como por ejemplo: baños, cocinas, lavaderos. Así lograremos que no haya grandes condensaciones de humedad en esos espacios.
  • Si estás por construir o rediseñar alguna zona de tu hogar, es vital que verifiques que las tuberías estén en buen estado. Además, el material que vayas a colocar en tus pisos deberá tener un alto nivel de resistencia a la humedad como por ejemplo los pisos de porcelanato o los pisos vinílicos.
  • Al igual que en las paredes, es importante mantener ventilado los pisos. Esto hará que se mantenga una correcta temperatura en el ambiente controlando la humedad.
  • Mantener los espacios bien ventilados, que corra el aire. Por lo general, los espacios con poca ventilación y poca luz son el lugar preferido para la humedad. Por ello deja que entre un poco de brisa y luz aunque estés en invierno.
  • Si tienes un revestimiento en tus paredes, la humedad no la tendrá nada fácil. 

Porque como te comentamos en nuestro artículo Revestimiento de baldosas o Revestimiento 3D ¿No sé cuál escoger? existen materiales de revestimiento como el PVC que evitan que la humedad se apodere de tu pared, gracias al material con el que están hechos. 

 Asegúrate de mantener impermeabilizado tu techo y cuando se haga, percátate de que las esquinas y bordes estén bien cubiertos. Para evitar que se acumule agua en estos lugares y a largo plazo tengas humedad en la pared.

  • Si notas algo extraño en la pared, revisala. Muchas veces pasamos por alto esos desniveles, o esos detalles pequeños y extraños que vemos en la pared. Pueden ser producto de una tubería que se acaba de romper o alguna filtración que se está iniciando.

Esperamos que este post haya sido de ayuda para evitar una crisis por problemas de humedad durante esta época de Invierno.

Cotizá! Cotizá online
hasta un 25% de descuento!

x =

¿A donde te enviamos la cotización?

Estamos enviando tu consulta!