Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
product

Está muy de moda utilizar los pisos flotantes que te sobraron de la instalación para revestir una pared. Demostrando el ingenio y el uso al máximo de este recurso.

Sin embargo, la idea te puede salir mal y es por ello que hoy te contestamos la siguiente pregunta: ¿por qué es mejor un revestimiento melamínico que un piso flotante para la pared?

Porque aunque pueda parecer una gran idea al principio, utilizar el piso laminado que te sobró, la verdad es que hay detalles que debes tener en consideración para que al largo plazo no se caiga

Te explicamos a profundidad a continuación

Pisos flotantes y la humedad no vienen bien

Se dice que los pisos flotantes tienen cierto nivel de resistencia a la humedad, lo cual es correcto, siempre que se hable de un piso flotante de alta gama.

Pero, no es lo mismo colocar un piso flotante en un ambiente en donde hay humedad, que colocarlo en un suelo con problemas de humedad.

¿Por qué?

Porque en el primer caso el piso va a resistir la humedad que pueda recibir del entorno. Eso es posible gracias a las capas de protección que este tiene en sus láminas superiores. 

Ahora bien, si lo hicieras al revés como exponerlo desde la base hacia afuera, el resultado sería terriblemente crítico. Ya que sería como rociarlo constantemente y esto haría que el piso se dañe y se levante.

Es por eso que cuando vas a instalar un piso flotante siempre te dicen que el suelo base debe estar en excelentes condiciones.

Revestimientos melamínicos

Los revestimientos melamínicos están hechos a base de MDF (fibras de madera), y aunque no son ideales para colocar directamente sobre una pared humedad, podrás hacerlo utilizando un marco.

Así es, podrás instalar el revestimiento melamínico sobre un marco de madera, cubierto con nylon de 200 micrones, para poder impermeabilizar la superficie y colocar posteriormente el revestimiento sin ningún problema.

Esto definitivamente no lo podrás hacer usando un piso flotante, y esta es una gran diferencia.

Para ver lo que Pewen tiene en revestimientos melamínicos podés hacer click aquí.

Otro punto muy importante que te perjudicará a largo plazo es nada más y nada menos que:

Foto cortesía Heiner Sollermann from Pixabay

La ley de gravedad

Un revestimiento melamínico es mucho más liviano que un piso flotante.

Por lo que a largo plazo es muy probable que el piso flotante se pueda caer por ser mucho más pesado. Ya que una de sus principales funciones es ser lo suficientemente resistente a la carga de movimiento que recibe.

Esto es contrario a lo que se aplica en un revestimiento. Por lo general, los revestimientos son utilizados para amortizar el calor, el sonido, mejorar la imagen de los espacios y recubrir algún problema que la pared haya sufrido.

Cómo ves esos dos aspectos pueden hacer que tu idea de revestir con un piso laminado flotante deje de ser tan fantástica como lo parecía al principio. 

Para mayor información sobre revestimientos podés contactarnos.

Ahora bien si aún así decides tomar el riesgo, pues éxito en el proyecto.

Foto principal cortesía Andrea Piacquadio en Pexels

Cotizá! Cotizá online
hasta un 25% de descuento!

x =

¿A donde te enviamos la cotización?

Estamos enviando tu consulta!