fbpx
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
product

Muchos sueñan tener una casa como la de los famosos, las que aparecen en las revistas o en la que han tenido en mente desde niños.

Algunos lo han logrado, otros están en proceso y hay quien la vida le ha dado algo mejor de lo que creyó necesitar. Pero, en cualquiera de los casos lo importante es que, sea tu casa o tu lugar de trabajo, te sientas a gusto y confortable.

Una de las mejores opciones para lograr esto y que está muy de moda en la actualidad es combinar paredes y pisos. Utilizando los mismos tonos o los mismos materiales, con la intención de dar una sensación visual de continuidad, confort y en algunos casos para delimitar los espacios.

Por ello hoy te hablaremos de 5 tips para combinar tus paredes y pisos y así sentirte en las nubes.

Para ello comencemos el viaje.

1. Pisos y Paredes un matrimonio ancestral.

Los grandes decoradores tienen presente que existe un matrimonio ancestral entre el piso y las paredes. Algo así como unos bailarines de tango.

Buscar el porqué de esta relación, sería irnos a las profundidades de la arquitectura y de cupido, donde habrán muchas opiniones e hipótesis.

Por lo tanto, aquí nos iremos directo al hecho.

¿Cuál es?

Cuando hay sincronía, armonía y complemento entre estos dos, el lugar brilla y deja a más de uno en las nubes, y esto ocurre porque se siente como fluye la combinación entre todas las partes involucradas.

2. Piso o Pared ¿A quién tomo como base?

Es más fácil tomar el piso como la base para el enfoque que quieras darle a ese espacio, que tomar la pared.

¿Por qué?

Simple, sale más económico. Además, que sería un gasto innecesario si tu piso te gusta y se encuentra en buen estado.

Ahora bien, si resulta ser que tu piso es muy antiguo, y tiene varios problemas como levantamiento, maltrato, entre otros. Entonces, puedes buscar la opción de colocar el mismo material tanto en el piso como en la(s) pared(es).

¿Cómo se lograría esto?

Pues utilizando materiales que te permitirán revestir a ambos con el mismo traje como, por ejemplo, el porcelanato, madera, o PVC.

3. Menos es más

Foto cortesía de AlbertoBrazil en Pixabay

Esta ley es a veces difícil de llevar a cabo, pero es muy importante tenerla presente.

Por ejemplo

A muchos nos gusta el Carnaval, y si es en Río de Janeiro mejor. Esa adrenalina, ese montón de colores que te invaden visualmente, al igual que todos los estímulos cercanos como la música, la temperatura, las pieles, las plumas, el brillo nos hace sentir al 10.000% .

Ahora, imaginense que llevamos todo esa explosión de estímulos sensoriales  a un espacio delimitado por cierta cantidad de metros cuadrados.

Sería una explosión para nuestros sentidos y nuestro cerebro,. Estarías excitado, acelerado y muy estimulado…algo que ni Gianluca Vacchi aguantaría.

¿Por qué?

Te sentirás estresado y abrumado. Ya que todo se verá recargado, desordenado y en el peor de los casos asfixiante.

Por lo tanto, debes entender que es vital para tu cuerpo, tu alma y tu mente estar en espacios que te hagan sentir reconfortante, cómodo y en tranquilidad.

Por ello utiliza máximo tres tonos que vayan de la mano, como pasa en la naturaleza.

Si te gustan los colores fuertes, utilízalo solo en la pared o el piso. Pero, no en ambos al mismo tiempo ya que en vez de estar en armonìa parecerá una competencia visual.

4. Ambos pueden tener el mismo material

Con esto quiero decir que puedes tomar una pared y colocarle el mismo revestimiento que tiene tu piso.

Por ejemplo acá en Pewen tenemos un porcelanato de nuestros amigos de Alaplana que quedarían grosso en ambos lados. Si quieres ver de qué te hablo, puedes darle click aquí.

También tenemos revestimiento en piedra natural que perfectamente puedes combinar con un porcelanato. Para ver más puedes ingresar acá.

O un machimbrado melaminico de nuestros amigos de Kronox, que iría genial con un piso laminado flotante de ellos mismos, como los que verás haciendo click acá.

5. Genera contraste

El ser humano es amante del contraste.

Lo vive y lo siente constantemente, en la naturaleza, en los animales e inclusive en las personas.

Por eso muchas de las top model son una mezcla de contrastes, pieles blancas con cabellos negros como el azabache, pieles morenas con ojos verdes o achinados.

Igual ocurre con la decoración, si creas contraste darás un impacto inolvidable. Esto lo puedes lograr tomando una pared de color naranja que iría genial con un piso de color frío como el gris azulado.

Quizás tienes un piso color caoba que se vería impresionante si colocas una de las paredes color verde agua.

O un tono muy millennial como el rosa en la pared, combinado con un lindo color miel en el piso.

Como ves hay mucho que hacer. Solo hace falta que tengas claro qué es lo que te gusta, que esto vaya de la mano con el espacio que quieres cambiar, y por supuesto, que este acorde al dinero que deseas invertir en este cambio de imagen.

Para que al final del día te sientas como en las nubes cuando estés allí.

Cotizá! Cotizá online
hasta un 25% de descuento!

x =

¿A donde te enviamos la cotización?

Estamos enviando tu consulta!