fbpx
Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
product

Si eres de los que estás sufriendo de dolores en la espalda baja, en los talones o en los pies, puede ser que el piso te esté afectando.

Seguramente, como a muchos, es la primera vez que pasas tanto tiempo en casa, y lo más probable es que siempre andes descalzo o en medias.

Pues, esto no es un problema ya que vos podés andar como te plazca. 

Sin embargo, es importante tener presente que si tenés pies o talones adoloridos, revisa qué piso tenés, ya que existen pisos más duros que otros.

A ver te lo explico de la siguiente forma, si vos después de comer, no te lavas los dientes es probable que te salgan caries. Pero, no saldrán por lo que comas, sino porque durante toda la noche tu cuerpo estuvo trabajando y las toxinas que quedaron en la lengua y boca no las has removido.

Lo mismo pasa con las articulaciones, caderas, espalda, pies y los pisos. El problema no es el piso, sino cómo interactuamos con él.

Foto cortesía Li Sun en Pexels

Deportes de alto impacto

Los pisos de madera dura o prefinished son magníficos, te permiten conectarte con la naturaleza, son cálidos, lucen muy bien, pero, no son pisos que amortiguan la pisada.

Lo mismo ocurre si vos tenés un piso de porcelanato, cerámica o inclusive algunos pisos vinílicos de baja calidad.

Por lo tanto, si a vos te ha provocado hacer tabata work, zumba, brincar la cuerda, o cualquier actividad de alto impacto descalzo o en medias, es obvio que tu pie, cadera, rodilla, espalda baja va a sufrir porque no hay ningún tipo amortización al pisar.

Por ello, se recomienda que toda actividad física de alto impacto se realice con zapatillas. 

También puedes colocar en la zona donde has escogido realizar la actividad, una especie de tapete o alfombra de pelo corto con base de corcho o linóleo, que sirva para amortiguar y cuidar todas las articulaciones de tu cuerpo. 

Además, podrás removerla una vez terminada tu rutina de ejercicio.

Foto cortesía Elly Fairytale en Pexels

Actividades de bajo impacto

Si vos preferís en cambio actividades de bajo impacto como yoga, pilates, stretching, entre otros. 

Sabes que tus articulaciones, pie, espalda y cadera les vendrá perfecto este tipo de actividad, pero, es importante que utilices una esterilla, mat de yoga o inclusive el piso de corcho del bebé para hacer tu actividad.

Dado a que es importante que tengas donde apoyarte al momento de realizar los ejercicios. Para que tu cuerpo se sienta cuidado al momento de realizar la actividad.

Foto cortesía Gustavo Fring en Pexels

Algunos pisos que amortiguan en mayor medida las pisadas

Existen pisos que te aportarán una mayor amortiguación al pisar dado al tipo de material con el cual están hechos.

Entre ellos tienes los pisos laminados flotantes, los pisos homogéneos, los pisos de corcho y los pisos vinílicos de alta gama.

Si querés saber más acerca de la propuesta que Pewen tiene para vos en este tipo de pisos, podés contactarnos.

Los pisos más rígidos, la madera o el porcelanato no son malos pisos. Solo aprende a interactuar con el. 

Puedes colocar en ciertas zonas donde sueles estar mucho tiempo de pie alfombras, tapetes más suaves. Otra opción puede ser alternar el estar descalzo y usar zapatos, de manera que tu cuerpo se sienta cuidado.

Otro aspecto importante a tomar en cuenta si tienes dolores en las articulaciones, pies, caderas o en cualquier otra parte del cuerpo, es estar con la naturaleza.

Foto cortesía Anna Guerrero en Pexels

Esto es algo que te va a recomendar cualquier médico.

Nada más saludable para nuestra humanidad que estar con la naturaleza. Es vital tener contacto con ella y es tan importante que nuestro ritmo circadiano (reloj biológico) lo necesita.

Por eso busca caminar al aire libre. 

Si tienes la posibilidad de tener un parque cerca o ir hasta alguno, hazlo.

Foto cortesía Lucas Pezeta en Pexels

Trata de quitarte los zapatos y las medias y siente la tierra, la grama, para que tu ritmo circadiano se normalice.

La respiración es vital. Por eso aprovecha esta oportunidad para darte tiempo de respirar conscientemente.

Respira profundo, con tu nariz, tus pulmones, tu diafragma, como se hace naturalmente sin nada más.

Esto es algo que tu cuerpo va agradecer enormemente.

Recuerda, lo mejor que puedes hacer es cuidarte con un buen entorno, dándole buen uso a lo que tenés, si necesitas hacer algunos cambios hazlos, come saludable, cuida tu sistema inmunológico y lo más importante haz lo que resuene contigo.

Foto principal cortesía Buenosia Carol en Pexels

Cotizá! Cotizá online
hasta un 25% de descuento!

x =

¿A donde te enviamos la cotización?

Estamos enviando tu consulta!