Generic selectors
Exact matches only
Search in title
Search in content
Post Type Selectors
product

Conseguiste un departamento a buen precio, una ganga, en el sitio de tus sueños, pero… el piso lo odias.

En ese caso tenés dos opciones: lo empezás a amar o podés comprar un piso.

Si decides comprar un piso, podés llevártelo al mudarte o dejarlo como un valor agregado al dueño del departamento (y podés proponer una oferta ganar-ganar por esa inversión).

Sea lo que sea que decidas hacer, en este post te vamos a mencionar dos opciones de pisos que te ayudaran si no te gusta el piso que tenés en casa.

Es importante que antes de lanzarte a esta aventura hagas las siguientes averiguaciones:

  1. Si el dueño del departamento estaría dispuesto a negociar por ese beneficio.
  2. Si en caso de que decida no hacerlo, si vos estás dispuesto a invertir en ello.
  3. Medidas específicas del espacio que querés cambiar, incluyendo el desperdicio.
  4. Si el suelo base está en buen estado (sin filtraciones, problemas de estabilidad, etc.)
  5. Material que tiene el suelo base.

Si ya aclaraste todo esto, y tu corazón pide a gritos ese cambio, entonces vayamos al grano.

Pisos laminados flotantes

Los pisos laminados flotantes son una mega opción para lograr ese cambio.

Porque los pisos laminados flotantes tienen muchos beneficios que ofrecerte entre los cuales te mencionamos:

  • Son pisos sustentables
  • El acabado de un piso laminado flotante de calidad es de lujo y tan parecido a la madera que engañara los sentidos de la vista y el tacto.
  • Tienes mucha variedad de colores y modelos.
  • Te lo podés llevar cuando te mudes.
  • Es un piso que podés instalarlo vos gracias a su sistema click o contratar a alguien para su colocación.
  • Es un piso cálido y confortable.
  • Fácil de limpiar.
  • Es duradero y resistente.
  • En caso de tener algún problema con alguna lámina es muy fácil de sustituir.
  • No es tóxico.

Es importante señalar que los pisos laminados flotantes tienen ciertas condiciones a la hora de ser instalados, como por ejemplo no se pueden colocar sobre una alfombra.

Si tenés piso de cemento, deberás tener por debajo del 1% de humedad, si tenés un piso de madera o vinílico como base puede ser posible, pero, tiene ciertas condiciones.

Para mayor información sobre este tema te invitamos a que ingresés acá.

Si con todos estos beneficios, no te decidís por un piso flotante no te preocupes, que te tenemos otra opción.

Pisos vinílicos en rollo

Esta es otra opción si no quieres un piso laminado flotante.

El piso vinílico en formato rollo, funciona como un papel para forrar los cuadernos, por lo tanto, es vital que tengas cuidado de que no se formen burbujas de aire mientras los estás instalando.

Tenés gran variedad de diseños y se compra según los metros cuadrados a necesitar.

Este también es recomendado colocar en pisos de mosaico, cómo por ejemplo en un baño o en un balcón, y lo podés colocar vos.

Uno de los grandes aspectos en contra es que, si se daña un determinado espacio del piso, deberás retirarlo todo porque se verá poco estético arreglar por secciones.

Si quieres conocer la propuesta que tenemos en Pewen en pisos vinílicos por rollo, te invitamos a que ingreses acá.

Contanos ¿tenés un piso que no te gusta en casa?

Cotizá! Cotizá online
hasta un 40% de descuento!

x =

¿A donde te enviamos la cotización?

Estamos enviando tu consulta!